Mosaico Hidraulico

MOSAICO-HIDRAULICO

Un mosaico  hidaráulico es una baldosa decorativa, de uso interior y exterior, se utiliza desde mediados del siglo XIX, y fue usado como pavimento hasta los años 60.

Se ha recuperado su utilización por sus amplias posibilidades de diseño, por su textura natural y por su sabor a pasado. Hoy os presentamos nuestros pavimentos hidráulicos, su fabricación, sus pros y sus contras.

FABRICACIÓN

Su fabricación es íntegramente artesanal mediante los siguientes pasos.

Elección de colores. Mezcla de polvo de mármol blanco, con cemento blanco, arena y pigmentos. Cuantos mayor diversidad de pigmentos, mayor es la complejidad de la fabricación.

Se prepara la trepa, que es el molde metálico, donde se vierten los diversos colores. Se realiza el vertido sobre la trepa llegando a un espesor de entre 4 y 5 mm. La segunda capa se añade con una mezcla de cemento gris y arena, con la función de absorber el exceso de agua de la primera.

El acabado inferior del conjunto se realiza con una capa de apoyo, formado por cemento común y arena, de textura más porosa para facilitar la adherencia en su colocación.

La compresión se realiza mediante una prensa hidráulica, se realiza la extracción del molde y se sumerge en agua 24 horas, para iniciar su proceso químico de endurecimiento. Esta característica es la que le confiere su nombre (hidráulico).

El endurecido se realiza en una cámara húmeda durante 28 días.

DISEÑOS

Existen dos grandes vertientes en nuestras baldosas hidráulicas, por un lado las formas orgánicas, con motivos florales y curvas. Por otro lado colecciones más geométricas que juegan a las diferentes posibilidades de instalación para formar diferentes combinaciones. Además tu puedes crear tu baldosas hidráulica. Hacemos los moldes en exclusiva para ti, con tus diseño y los colores que decidas.

 

mosaico-hidraulico-2

 

MANTENIMIENTO

Los hidráulicos son materiales altamente porosos, por lo que requieren un cuidado y mantenimiento riguroso. Nuestros hidráulicos se fabrican con una pátina superficial para que al llegar a obra, se pueda realizar su instalación directa, sin aplicación de protección. Una vez instalados en obra, se debe realizar la retirada del material sobrante con detergente especial para limpieza de obra.

Antes de que se comience a habitar en la zona, se necesita la aplicación de una cera, que se ocupará de tapar el poro para evitar que la suciedad se instale en el interior del mismo. El mantenimiento a base de ceras se debe realizar una vez al año en zonas húmedas, como cocinas y baños, y una vez cada dos años en zonas con tránsito medio con salones, pasillos y dormitorios.

Trackback URL: http://premiumceramics.es/mosaico-hidraulico/trackback/

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *